Le presque carré

el océano es un pañuelo


Pronto disponible


Lewis Carroll cuenta que Ahab guardaba celosamente un mapa dentro del armario de su cabina.

Todas las noches lo desplegaba y dibujaba sobre el:

borraba algún que otro trazo para substituirlo por otro diferente.

Noche tras noche...línea tras línea.

Ahab tejía una red de corrientes marinas que sólo él podía descifrar para obtener el movimiento de su futura presa.

No hay referencia en el océano, más que la amplitud en el espacio más abierto.

Y las líneas absurdas del capitán no pararán de moverse nunca.
Pero él persiste y las repite y las repite noche tras noche.

¿Acaso la ballena que pretende cazar se detendrá para satisfacer su dibujo?
¡ Nada de eso !

Agnes Martin le dibuja líneas paralelas en este pañuelo amarillento.
Apenas lo cojas con la mano, las líneas ya se habrán movido. Apenas te lo pongas en el cuello :
¡ otra vez más !

Ahab: no existen líneas fijas en el océano,
el océano es un pañuelo

© M A L É V I C H  2 0 2 0 ∙ P O L I T I C A  D E  P R I V A C I D A D ∙ P O L I T I C A  D E  C O O K I E S