Le presque carré

tu ropaje es mi salón


Pronto disponible


El fotógrafo Raymon Depardon es errante y solitario.

Sus fotografías roban instantes de nómadas del desierto.

Caminan fugaces y con cierta resistencia a ser fotografiados.

Giran la cabeza y eso lo convierte en una buena captura.

Como si su resistencia hacia la cámara la convirtiese en razón de éxito,

tal y como ocurre en una relación de amor.

Camina por el desierto con una idea romántica que ha mantenido mucho tiempo y

que guarda con cierto secreto: toparse con una mujer amada.

Fotografiarla vertical: mitad cielo, mitad suelo.
A menudo, el suelo se descarta del encuadre, pero es ahí donde comienza el errar.



Imagina ahora a una mujer en el desierto: 


al llegar la tarde, se quita las sandalias,

ya sentada, se libera de cierto ropaje en ella envuelta, y lo tiende en el suelo.

El mismo suelo indivisible del desierto, ella lo divide, ahí.

Coloca sobre el tejido una tetera y varios cuencos de hojalata:

acaba de convertir el árido en un salón.

Apenas queda sombra de la palmera que les protege.

Levanta los cacharros, desplaza el tapiz y lo coloca de nuevo en el suelo,

bajo lo poco que queda ya del árbol...

© M A L É V I C H  2 0 2 0 ∙ P O L I T I C A  D E  P R I V A C I D A D ∙ P O L I T I C A  D E  C O O K I E S